Sin categoría

Pseudociencia

Les invito a tener la vocación por querer contar con un mundo que pueda tener más recursos válidos para conocer su entorno.

Ofrecer una alternativa racional a las afirmaciones pseudocientíficas, así de este modo canalizar nuestra preocupación por realizar un aporte al bien comunitario. Consideremos que al promover una actitud crítica, científica y reflexiva acerca de los problemas cotidianos nos ayudará a tener un contexto más confiable para tomar decisiones, lo que nos beneficiará a todos.

Diariamente nos enteramos de fraudes y abusos que atentan a la credulidad pública y a la economía de las personas. Muchos de esos abusos son fáciles de refutar y hasta parece una tarea pueril, como el caso del tarot o las “pulseras magnéticas”, sin embargo, atraen la atención de muchos ingenuos que se dejan engañar.

 

 

 

Otros fraudes tienen un contexto de apariencia científica y hasta son explotados por profesionales, como la homeopatía y el creacionismo “científico”. Unos y otros abusos son igualmente dañinos al momento de adecuar a las personas ingenuas, o que tuvieron poca posibilidad de acceder a la educación,  pero grandes posibilidades de familiarizarse con el pensamiento mágico.

Estimular y promover el interés por el pensamiento científico tal vez sea uno de los objetivos más necesarios para cambiar la situación actual.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *